Saltar al contenido
Quiero Belleza

Consigue un rostro delgado con estos sencillos tips

mayo 25, 2020
Consigue un rostro delgado con estos sencillos tips

Sin duda, las mejillas y la papada son lo más difícil de adelgazar incluso cuando hemos dado lo mejor para perder peso.

Y no hay nada más decepcionante que ver nuestro rostro rechoncho, pero no te preocupes, existen trucos muy fáciles de hacer que te ayudarán a adelgazar tú cara más rápido de lo que crees.

Trucos infalibles para un rostro delgado

Dieta baja en calorías

Llevar una dieta es lo último que queremos hacer y muchas veces resulta imposible debido a nuestro estilo de vida tan ocupado.

Las dietas, de hecho, no son lo más saludable de llevar, especialmente aquellas que requieren ayuno o enfocarse en un solo tipo de alimentación, ya que además de tener un efecto de poca duración, también empujan al cuerpo a requerir de alimentos poco saludables debido al estrés.

En lugar de dietas «milagrosas», los expertos aconsejan reducir las calorías, mantener una dieta lo más parecida a la que llevas y no privarse de nada.

Por ejemplo, el pollo frito se puede sustituir por pechugas freídas con poco aceite, en vez de pan blanco se puede optar por pan integral, ahora también encontramos salchichas o jamón de pechuga de pavo baja en calorías, yogurt light reducido en azúcar, entre otros alimentos que son deliciosos.

Si tu cuerpo te lo pide a gritos, no le digas que no a esa rebanada de pastel de chocolate de vez en cuando para prevenir el efecto rebote y la ansiedad.

Sé consciente de cuantas calorías consumes y lograrás bajar de peso de forma efectiva.

Agua

Beber abundante agua ayuda a nuestro cuerpo a expulsar las toxinas y también a eliminar la grasa de nuestro rostro, regresando la firmeza a nuestro cutis.

Sabemos que beber dos litros de agua al día es la medida ideal para mantener nuestro cuerpo hidratado y limpio. Pero la realidad es que no todos toleran tanta cantidad de agua, especialmente en los días más fríos del año y terminan por rechazar algo tan vital como es beber agua.

Por eso te aconsejamos no forzarte a beber tanta cantidad, de hecho beber entre 1 y 1.5 litros es una cantidad aceptable ya que todos somos diferentes y nuestra capacidad también lo es.

Por ello, empieza gradualmente a aumentar la cantidad de agua que bebes al día, es decir, si normalmente bebes entre uno o dos vasos de agua al día, aumenta a tres o cuatro. Una vez que tu cuerpo se adapte, podrás seguir aumentando hasta lograr los 1.5 o 2 litros.

Masajes

Los masajes sin duda harán la diferencia y lo notarás al instante, pero debemos advertirte que los masajes deben de ser una parte fundamental de tu ritual de belleza diaria para poder mantener los efectos.

La estilista japonesa Jukuko Tanaka es famosa por sus masajes que logran transformar el rostro a uno rejuvenecido no importa tu edad y seguramente en internet podrás encontrar algunos de sus tutoriales para poder hacerte auto masajes.

También en las tiendas asiáticas o en internet podrás encontrar aparatos masajeadores manuales muy baratos que te pueden ayudar.

Recuerda tener a la mano aceites faciales para eliminar la fricción y no irritar tu cutis en el proceso, te recomendamos usar solo una o dos gotitas para evitar el acné, de preferencia busca productos para piel grasa.

Ejercicios

¿Sabías que nuestro rostro tiene hasta 30 músculos?, gracias a ellos podemos hacer muchas cosas como comer, hablar, nos permite tener reacciones emocionales y otras cosas más.

Los músculos de la cara, al igual que los de nuestro cuerpo, necesitan ejercitarse constantemente para mantener la firmeza y reducir la cantidad de grasa acumulada.

Existen diferentes ejercicios que puedes encontrar en internet, por ejemplo, mover la cabeza hacia adelante y hacia atrás (como diciendo que «sí») tensando nuestro cuello en el proceso, eso ayudará a reducir la papada.

Junta y presiona firmemente tus labios, como si fueras a dar un beso, hazlo al menos 15 veces para dar firmeza al área alrededor de la boca y las mejillas.

Finalmente, mueve tu boca como si estuvieras diciendo las vocales pero de una forma exagerada y manteniendo la firmeza en tu rostro, decir las vocales es más complejo de lo que crees pues pone a funcionar gran parte de nuestros músculos faciales.

Como puedes ver, tener un rostro delgado solo requiere mínimos esfuerzos, que con constancia, nos ayudará a lograr nuestra meta de vernos como queremos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies